Etiquetas holográficas interactivas contra el fraude de vinos

Para verificar el origen de los vinos regionales y proteger a los clientes de posibles falsificaciones, la Oficina Nacional de Productos Vitivinícolas de Rumanía (ONVPV) está adoptando nuevas etiquetas de seguridad holográficas a los productos. Las nuevas etiquetas incluyen un diseño de marca holográfico que es reconocible al instante y visualmente atractivo, así como un alto grado de protección, con un código único y un número de serie que permite la autenticación en línea por medio de un smartphone.

El cliente simplemente escanea el código QR que es único para cada botella de vino, permitiéndole el acceso a una gran cantidad de información sobre la producción del vino, así como la garantía de que es auténtico. ONVPV recibe una notificación automática si la etiqueta escaneada incluye un código incorrecto o duplicado.

ONVPV se encarga de la gestión de los viñedos y la elaboración de vinos en Rumanía, así como de preservar las tradiciones vinícolas de la región. Las nuevas etiquetas holográficas dan a ONVPV una identificación de marca distintiva que se reconoce inmediatamente en las botellas y artículos de marca en el contexto de la venta al por menor, satisfaciendo la demanda de los clientes de productos de calidad. "Las marcas holográficas que verifican el origen y la autenticidad del vino son un elemento vital de nuestros esfuerzos para promocionar a nuestros productores y una herramienta muy eficaz contra los falsificadores", mencionó Dorin Stefan DUSA, director general de ONVPV.

"Los consumidores pueden interactuar más fácilmente con nuestro diseño de etiqueta actualizado a través de sus teléfonos inteligentes, lo que les permite acceder a la información más actualizada sobre sus vinos. Esto ha demostrado ser bastante popular, y la cantidad anual utilizada por los productores de vino ya se ha duplicado, esperando que la tendencia al alza continúe."

El fraude del vino es cada vez más frecuente en todo el mundo, debido a que la venta por Internet facilita a los estafadores engañar a los compradores y sustituir los vinos auténticos por falsificaciones. El ONVPV trabaja para combatir esta tendencia colocando una etiqueta holográfica en las botellas de vino, anunciando la autenticidad de la región y proporcionando protección contra posibles falsificaciones.